Abubilla con lagartija – Hoopoe with lizard

HOOPOE WITH LIZARD

Canon EOS 5D Mark II, EF500mm f/4L IS USM, 1/200 seg; f/8; ISO 400, Trípode, Hide

abubilla_fotocam

INTRODUCCIÓN

Aquella mañana de mayo no esperaba fotografiar esta abubilla (Upupa epops) con una lagartija (Podarcis vaucheri), lo normal hubiera sido con arañas y gusanos. No tardó mas de una hora en aparecer volando hacia la rama por lo que tuve que templar los nervios respirando profundamente cuando vi el reptil colgando de su alargado pico. Agachaba y habría su cresta y miraba hacía aquel brillo que hacía el gran cristal del teleobjetivo.

IMAGEN

El retrato animal es mi especialidad, siempre busco una luz natural y una pose interesante que describe al animal que fotografío. El título salvo que se aprecie la estación del año suele simplemente describir brevemente la imagen. Dos semanas antes de la realización de la fotografía en la campiña gaditana, colindante con el parque natural “Los Alcornocales” en Andalucía y buscando animales en huecos de árboles a unos 30 km de mi casa, observé una abubilla incubando varios huevos. Sin querer molestarla me alejé del sitio sin que el ave pareciera estar asustado. Mi idea era volver cuando su prole hubiera crecido bastante y asomaran sus cabecitas del hueco del nido, siempre y cuando los padres me aceptaran y no pusiera en peligro el normal desarrollo de sus vidas. En principio mi interés no era el nido, sino los adultos con insectos y escorpiones en el pico. Estudiando la situación desde lejos con prismáticos, me dí cuenta que el árbol que utilizaban para observar si no había predadores antes de entrar al nido estaba a unos 25 metros y que si ponía una rama entre árbol y árbol era posible que se posase, ya que así controlaban un poco más la situación de un potencial peligro. Así fue, en la primera sesión llegué al amanecer y pronto estaba metido en el hide, el cual llevaba montado una semana para que las aves se acostumbraran a él. Aunque las primeras veces volaban directas al nido, en cuanto vieron que todo ocurría con normalidad comenzaron a usar la rama puesta por mí para mirar que todo estaba en orden para luego cebar a los pollos. Ésta medía sobre 1,5 metros. El primer día que lo intenté pude fotografiar las abubillas con capturas de arañas sobre todo, pero al día siguiente pude conseguir esta imagen, que aunque no es excepcional la captura de reptiles tampoco es común. Las primeras horas de la mañana eran las más probables ya que los reptiles son más lentos. Tuve la suerte de que estuviera nublado ya que quería un fondo uniforme para que no hubiera distracción con los colores anaranjados de la abubilla. Es importante señalar que para saber que utilizaría esa rama intermedia entre árboles se debe tener experiencia como naturalista, de lo contrario no hubiera sido tan fácil obtener esta imagen. Con la cámara fotográfica en AV utilicé un diafragma f/8 que diera un profundidad de campo justa para que el ave estuviera enfocada y el fondo estuviera difuminado. Además es un buen diafragma para sacarle partido al teleobjetivo y creía suficiente 1/200 s para que no tuviera problemas de trepidación. El ISO era bueno para este modelo de cámara fotográfica, aunque es verdad que límite para otras si no quieres empezar a tener problemas con el ruido. No utilicé flash porque me gustaba la luz natural que hubo durante esa mañana. La composición ya estaba estudiada para formato vertical y debido a que el ave sólo paraba un par de segundos en la rama, ya había preenfocado al punto más alto de la rama después de ver como se posaba el ave en ella.
En cuanto a los consejos para este tipo de imágenes, el primero requiere tiempo porque hay que conocer cada especie y su comportamiento. Después para el retrato de aves, días de nubes finas que filtran el sol y se pueden hacer fotografías con luces suaves y con una velocidad de obturación suficiente como para que no haya trepidación. Por último gusto por la elección del lugar y templar los nervios cuando tienes ese segundo del que depende tener un buen trabajo o no tener la oportunidad de haber aprovechado un momento único y que no se sabe si se va a volver a dar en un futuro.

POSTPROCESAMIENTO

En primer lugar decir que siempre utilizo el Digital Photo Professional para ajustar el raw, ya que me guarda los preajustes que he hecho en la cámara dependiendo de la escena, además de que estoy muy familiarizado con él. Ajusto habitualmente un poco el contraste, en este caso (-3), en la 5D2, aunque menos en la actual 5D3 (-1) y las sombras (-2), luego la máscara de enfoque (6, 1, 3).
Al final convierto a 16 bits y trabajo con photoshop: ajusto niveles, exposición, posteriormente trato con moderación el ruido con Topaz y por último máscara de enfoque (50, 0,5, 1). Esto básicamente es lo que hago para el 90% de mis imágenes. En el caso de fotografía macro habitualmente dejo más contraste en las imágenes, eso sí en todos los casos dependiendo de la luz que hay en ese momento.

RESULTADO

Aunque ya estaba contento de ver el resultado en la cámara, cuando llegué y la vi en el ordenador quedé satisfecho, eso sí con los pequeños ajustes antes indicados. Como dije antes porque era bastante estética con esa presa en el pico. Quizás el problema más importante era la rapidez para hacer la fotografía. Me trae muy buenos recuerdos por la emoción cuando estaba posada con esa cresta levantada y el reptil en el pico, fue emocionante y una subida de adrenalina enorme. Una de las cosas divertidas era que para que levantara la cresta tenía que silbar un poco para llamar su atención y así hizo el efecto deseado. Esta imagen ha obtenido una mención honorífica en el concurso fotográfico español FOTOCAM 2011.